Nuestra Historia

Paz Bañados y Pedro Frugone

Espíritu y Pasión. 

Desde muy jóvenes, Paz y yo, sin conocernos, visitamos Tunquen y soñamos que algún día viviríamos aquí. En 2001 compramos un terreno donde acampamos, hicimos fogatas y disfrutamos de noches estrelladas y amanceres rosados.

Poco a poco el lugar nos acogió, mostrándonos de la manera más increíble sus encantos, escuchamos y creamos con él. Nuestra casa se convierte en un lugar de curación, a través de la contemplación de los atardeceres, la meditación,  la vida y la energía del mar que crea temblores suaves en el suelo cuando sube la marea.

Nuestra casa pasó por varias instancias, fue una casa de verano, un estudio de música, nuestra casa de tiempo completo y un lugar para los amigos.

Ahora está abierto para que usted viva, disfrute y comparta una experiencia inolvidable … mientras sea posible.

P. Frugone – músico menor, periférico y pecador.